¿Publicar en Facebook te está dando resultados?

Todos hemos publicado de manera gratuita en Facebook pero gestionar en esta red social no es tan fácil como parece porque debes conocer tu mercado meta, el alcance, trazarte objetivos SMART, definir la puja, analizar métricas y realizar monitoreos constantes en tus campañas digitales para no desaprovechar tu inversión. Todos estos elementos son claves para lograr los resultados esperados.

Estaríamos cometiendo un error si pensamos que con solo tener diseños de calidad o un“ feed bonito” y seleccionar de manera acertada nuestro público objetivo, sería suficiente. Sin embargo, el anunciante deberá escoger entre 2 opciones al pautar:

  1. Alcance y frecuencia: Cuando se escoge una audiencia específica con una frecuencia determinada. 
  2. Por pujas: Se basa en la competencia entre anunciantes.

Pero, ¿Qué es la puja y subasta de Facebook?

Una subasta es la venta pública de bienes o servicios que se hace al mejor postor. La subasta en Facebook es la competencia entre anunciantes para mostrar su anuncio en la plataforma lo cual se escoge de acuerdo al valor que se pague en el administrador de anuncios según su objetivo ya sean estos: impresiones, clicks, likes o generar clientes potenciales.

¿Cómo funciona?

Para Facebook existe una balanza dividida entre anunciantes y personas. Los anunciantes son todos los comercios que ofrecen productos y servicios y las personas son todas aquellas que forman parte de la comunidad de Facebook.

Cuando una persona abre una cuenta en Facebook, llena la información personal y detalles como: la situación sentimental, formación académica, ciudad de nacimiento o residencia, trabajo e intereses, al momento que un anunciante crea una campaña se configuran estas opciones específicas para terminar la publicación. Esto lo hace Facebook para poder colocar dicho anuncio en el feed del usuario objetivo al estar navegando en la red social, es decir, que el algoritmo se encarga de buscar a la persona que cumpla con el perfil puesto en la configuración y si a la persona le llamó la atención, interactuó o se quedó viendo el anuncio, automáticamente esto se registrará dentro de las estadísticas de la publicación.

Para explicartelo mejor te daré el siguiente ejemplo:

Imagínate que tienes un anuncio y tu campaña deberá unirse a una subasta mundial para competir con miles de anunciantes que han comprado su espacio para ganar mayor visibilidad dentro de Facebook. El espacio es limitado y eso hace que la inversión que realices sea mayor porque si hay solo 4 espacios disponibles y existen 10 anunciantes, entonces aquellos que han invertido más tendrán mayor oportunidad de recaudar impresiones. Debes tener en cuenta que aquí no aplica el diseño o la configuración, lo primero que debes lograr en la puja es que Facebook te muestre ante tu público objetivo. 

Además, si logras interacciones, compartidos o guardadas, son indicadores claves que quedan registrados en el algoritmo porque esto ayuda a medir el comportamiento de la publicación y Facebook la utiliza en beneficio de los anunciantes que están dispuestos a aumentar su inversión para lograr una mayor visualización. Por esta razón , si creamos una campaña es importante tener claro el objetivo, segmentar el público e invertir de acuerdo a los resultados que queremos obtener. 

Recuerda siempre que todo inicia con una impresión o la oportunidad de ser visible. Planea tu estrategia, traza objetivos, invierte inteligentemente y no publiques por publicar. Te aseguro que si pones en práctica estos consejos lograrás tener un mayor alcance, crearás comunidad, posicionarás tu marca y lograrás conseguir más clientes en menos tiempo de lo que esperabas.

Publicado por Katherine Moreira

Experiencia en Dirección de Proyectos, Gestión y Manejo Empresarial,  Auditoría ISO9001:2000 y Formación en Ventas y Marketing Digital